Vueling es multada con 90.000 euros por no cumplir normas de accesibilidad web, confirma la Audiencia Nacional

La reciente confirmación de la multa de 90.000 euros y la prohibición de concurrir a procedimientos de concesión de ayudas oficiales impuestas a Vueling por la Secretaría de Estado de Derechos Sociales es un claro ejemplo de las consecuencias de no cumplir con las condiciones de accesibilidad para personas con discapacidad en su página web.

Es preocupante que una aerolínea del calibre de Vueling no haya cumplido con estas condiciones, lo que demuestra una falta de compromiso hacia la inclusión y el respeto hacia las personas con discapacidad. La accesibilidad es un derecho fundamental que debe ser garantizado por todas las empresas, especialmente aquellas que ofrecen servicios de transporte.

Si bien es cierto que Vueling afirmó haber mejorado su página web desde 2020, esto no justifica el incumplimiento anterior ni atenúa las consecuencias de su falta de accesibilidad. Es responsabilidad de la aerolínea garantizar que todas las personas, independientemente de sus capacidades, puedan acceder y utilizar sus servicios sin dificultades.

Resulta preocupante que Vueling haya alegado que no se había desarrollado ninguna conducta subsumible en la norma presuntamente infringida, salvo que se hiciera una interpretación «extensiva e irracional». Esta actitud muestra una falta de responsabilidad y compromiso hacia la inclusión de las personas con discapacidad.

Además, el informe del Centro Nacional de Tecnologías de Accesibilidad (Centac) destaca que solo se cumplen totalmente 4 de los 38 requisitos necesarios según la norma en cuestión. Esto demuestra que Vueling no ha hecho lo suficiente para garantizar la accesibilidad de su página web, lo que es inaceptable.

Es importante que las empresas, especialmente aquellas que brindan servicios esenciales como el transporte, cumplan con las normas de accesibilidad y trabajen constantemente en mejorar las plataformas para garantizar que todas las personas puedan acceder y utilizar sus servicios de manera igualitaria.

En conclusión, la multa impuesta a Vueling por el incumplimiento de las condiciones de accesibilidad en su página web es una clara muestra de la falta de compromiso y responsabilidad de la aerolínea hacia las personas con discapacidad. Es fundamental que todas las empresas, especialmente las del sector del transporte, cumplan con las normas de accesibilidad y trabajen constantemente en mejorar sus plataformas para garantizar la inclusión de todas las personas.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.