TRIBUNA DEL DERECHO

¿Qué son los delitos contra el honor? Calumnia e injuria

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Bajo ciertas circunstancias, la injuria y la calumnia pueden ser consideradas como delitos contra el honor. La razón principal por la que se tipifican como delitos es que atentan contra la reputación social de la persona afectada. Cabe destacar que no todas las acciones que menoscaben el honor se pueden zanjar a través de la vía penal. En estos casos es probable que el código civil aporte algún mecanismo para proteger la reputación de los individuos.

En vista de lo anterior, para entender plenamente en qué casos es posible presentar una denuncia de un delito contra el honor, específicamente por motivo de la injuria y la calumnia, primero debemos definirlas.

¿Qué son la calumnia y la injuria?

Comúnmente la injuria se define como toda expresión proferida o acción ejecutada en deshonra, descrédito o menosprecio de otra persona. En el ámbito penal, el delito de injuria consiste en «la acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación» (Artículo 208, Código Penal). Para que pueda considerarse como delito debe tratarse de una acción considerada muy grave. Sin embargo, en caso que se trate de una acción asociada a violencia contra la mujer, se considerará injuria aunque su gravedad sea leve.

Por otro lado, la calumnia se define habitualmente como la imputación falsa de una acción. En el ámbito penal es atribuir falsamente la comisión de uno o más delitos a una persona. Como puede notarse, se trata de una acción maliciosa con la finalidad de dañar la reputación, o el honor, de otros, por lo que la imputación se hace aún sabiendo que es falsa.

Agravantes de los delitos contra el honor

Al igual que ocurre con otros delitos, la calumnia y la injuria pueden contener elementos considerados agravantes. Por ejemplo, si el delito contra el honor se efectuó acompañado de publicidad a través de distintos medios de comunicación, se considera que la magnitud del delito es mayor. La pena recibida en estos casos se agrava puesto que se considera que el daño causado es mayor.

Cabe destacar que la comisión del delito es compartida con el medio de comunicación que publicó la calumnia o la injuria. Por eso, la pena incluirá una sentencia en contra del profesional que preparó la nota, el medio informático y la persona que cometió la calumnia o la injuria.

Cómo denunciar los delitos contra el honor

Si has sido objeto de injuria o calumnia, lo más probable es que quieras limpiar tu honor. El código penal vigente especifica que únicamente la persona ofendida es la que puede denunciar este delito. Es decir, si has sido víctima de injuria o calumnia, tú eres la única persona responsable de presentar una denuncia. La única excepción es que estés imposibilitado para ejercer este derecho, por lo que deberás presentar la denuncia mediante tu representante legal.

Para que el delito sea denunciado adecuadamente, puedes asesorarte con Alvarez Abogados Tenerife, quienes se especializan en estos casos. Por supuesto, si tu ubicación geográfica no te permite acudir con los Abogados Tenerife, puedes buscar un despacho adecuado en la  Provincia en la que vives.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.