El artículo de opinión crítico se titula «La politización de la justicia y el bloqueo del CGPJ por parte del PP». En este artículo, se analiza la noticia que informa sobre la decisión de la Audiencia Nacional de dejar en manos del juez Santiago Pedraz la querella presentada por Podemos contra la antigua cúpula de Interior con el Gobierno de Mariano Rajoy. Además, se critica la postura del PSOE y se destaca la preocupación por el bloqueo del PP en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En primer lugar, es preocupante la acusación de Podemos hacia el juez Manuel García Castellón, a quien califican de «operador político de la derecha». Esta afirmación demuestra una falta de respeto hacia la independencia judicial y una clara intención de politizar la justicia. Los jueces deben actuar de manera imparcial y basarse en el cumplimiento de la ley, sin importar su orientación política.

Además, resulta contradictorio que Podemos se muestre satisfecho con la decisión de la Audiencia Nacional de dejar en manos del juez Santiago Pedraz su querella. Esto demuestra una clara intención de buscar un juez favorable a sus intereses particulares, lo cual va en contra de la imparcialidad que debe primar en la justicia.

Por otro lado, se critica la postura «hipócrita» del PSOE respecto a la derecha. Por un lado, denuncian que la derecha está «asilvestrada» y «echada al monte», pero por otro lado, constantemente tienden la mano al PP para intentar un acuerdo de renovación del CGPJ. Esta postura contradice su discurso y demuestra una falta de coherencia política.

Es especialmente preocupante que el PSOE acepte la mediación de la UE para lograr un consenso con el PP sobre el CGPJ. Esto supone una «humillación» para el partido y demuestra una falta de liderazgo y capacidad para resolver los problemas internos. Además, la propuesta de modificar la ley de elección de los vocales del CGPJ para aprobarlos por mayoría absoluta en lugar de los actuales dos tercios del Congreso es una clara muestra de querer imponer sus intereses sin respetar las mayorías.

Por su parte, la postura de IU respecto al bloqueo del PP en la renovación del CGPJ es acertada. Es preocupante que el PP se niegue a renovar el CGPJ, lo cual implica un bloqueo en la institución y una falta de adaptación a la realidad actual del país. Es necesario que los populares accedan a remodelar la institución para garantizar su correcto funcionamiento y evitar la politización de la justicia.

En conclusión, es preocupante la politización de la justicia y el bloqueo del CGPJ por parte del PP. Tanto Podemos como el PSOE deben velar por la independencia judicial y evitar utilizar la justicia como herramienta política. Es necesario que se respete la separación de poderes y se busque un consenso para renovar el CGPJ y garantizar un funcionamiento adecuado de la justicia en España.