TRIBUNA DEL DERECHO

Los delitos contra la salud pública

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En términos generales, el Derecho Penal presenta características distintivas con respecto a otras ramas del derecho. De hecho, normalmente está en juego el honor de los implicados, así como su libertad, además que puede sancionar hechos abstractos. Este último aspecto se puede notar fácilmente en los delitos contra la salud pública, como veremos a continuación.

Características de los delitos contra la salud pública

Es común que la culpabilidad de un acusado se derive como consecuencia de un acto plenamente consumado. Sin embargo, existe la figura de delitos de peligro abstracto, la cual surge como consecuencia de la posibilidad inequívoca que se causará un daño, aunque dicho daño aún no se haya consumado.

En el caso que nos ocupa, los delitos contra la salud pública cumplen con esta designación, pues no requieren que ya se haya dañado la salud de los individuos; bastará con que se produzca el riesgo de daño. Por otro lado, aunque está implícita la salud, también se implica la vida de las personas, por lo que se agrava su alcance. 

Otro aspecto característico de los delitos contra la salud pública es que no son actos dirigidos contra algún individuo en particular. Más bien, se trata de delitos dolosos contra la sociedad en general.

Tipos de delitos contra la salud pública

Básicamente existen dos tipos de delitos contra la salud pública. Estos son los relacionados con el comercio y los relacionados con el tráfico de drogas. A su vez, cada grupo está diversificado en varios actos.

Los delitos relacionados con el comercio, consisten en la elaboración y venta de productos que, por su composición química, pueden dañar significativamente la salud o la vida de los consumidores. Un ejemplo de estos productos lo encontramos en la medicamento y productos sanitarios que no cuenten con la autorización necesaria para su producción y comercialización. También se encuentra tipificado en esta categoría el dopaje deportivo, lo que incluye el ofrecimiento y administración de fármacos utilizados con la finalidad de modificar significativamente el desempeño de los deportistas. Así mismo, el fraude alimenticio también está catalogado con delito contra la salud pública.

Por otro lado, los delitos relacionados con el tráfico de drogas incluyen actos como la distribución de precursores para la elaboración de estupefaciente, así como su almacenamiento. Además, se considera un acto delictivo la provocación a que otras personas participen en el tráfico de drogas. Cabe destacar que la jurisprudencia actual considera el narcomenudeo como una forma de tráfico de drogas. También entra en esta categoría la permuta, es decir, el intercambio de droga por otro artículo o sustancia.

La importancia de la asesoría legal adecuada

Como hemos visto, el tema de los delitos contra la salud pública es complejo, pues abarca una serie de actos dañinos contra la sociedad en general. En caso que te veas envuelto en una acusación de este tipo, es importante contar con la asesoría de abogados especialistas en Derecho Penal. En el despacho de Abogados en Ronda están cualificados para representar en un juicio a quienes se han visto envueltos en un acto de este tipo, ya sea como acusados o como demandantes. Puedes contactarlos con la confianza que presentarán la mejor defensa posible.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.