TRIBUNA DEL DERECHO

Inconvenientes y ventajas de trabajar en Francia siendo español

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Existen dos razones principales para visitar otro país: el turismo y el trabajo. En ambos casos, Francia es uno de los países de la Unión Europea más frecuentados por extranjeros. Y, por supuesto, cuando es por motivos laborales, lo que menos deseamos es tener algún contratiempo legal. Al mismo tiempo, queremos que nuestra estancia sea rentable. Por eso, a continuación veremos los inconvenientes y ventajas de trabajar en Francia siendo español. Así, en caso que tengas planes de realizar un viaje de este tipo, estarás mejor preparado, aumentando tus posibilidades de éxito.

Ventajas de trabajar en Francia

Las principales ventajas de trabajar en Francia están relacionadas con las garantías de las que disfruten los trabajadores. Por ejemplo, mientras que en España la semana laboral consta de 40 horas, en Francia es de sólo 35. Además, la normativa vigente exige que las horas extras sean pagadas y que estén exentas del pago de impuestos.

Por otro lado, el salario en Francia es considerado uno de los más altos en la Unión Europea. Eso significa que los españoles que deseen adquirir experiencia en el mercado laboral internacional encontrarán atrayente mudarse a Francia. 

Aunque es cierto que en algunas ciudades el coste del alojamiento es muy elevado, en otras zonas su precio es más accesible. Por eso, lo ideal es considerar la relación coste-beneficio de vivir en cierto lugar. Es un hecho que la ciudad más visitada en Francia es París, pero también es cierto que es el lugar más caro para vivir. En este sentido, quienes viajan por primera vez con motivos laborales, encontrarán práctico empezar por explorar las opciones disponibles en lugares más accesibles, fuera de París. Por supuesto, si obtienes un trabajo bien remunerado en esta ciudad, podrás costear con mayor facilidad los gastos de tu estancia

Adicionalmente, sin importar en qué parte de Francia te encuentres, recibirás el reembolso del 50% de los gastos generados por el transporte público para viajar a tu lugar de trabajo. Si te gusta viajar en bici, también recibirán algún tipo de reembolso. 

Estos son algunos de los beneficios, pero ahora nos centraremos en los desafíos más comunes.

Inconvenientes de trabajar en Francia

El primer inconveniente de trabajar en Francia es conseguir un alojamiento. Aunque ya hablamos del coste, ahora nos centraremos en los requisitos para obtenerlo. Destaca el hecho que necesitarás cobrar con un contrato de trabajo y las tres últimas nóminas. Pero si acabas de llegar con la finalidad de conseguir un empleo, evidentemente te faltarán ambos documentos. Adicionalmente, te solicitarán un aval francés, con lo que se complica más conseguir el alojamiento.

El segundo problema es que los trámites burocráticos son muy complicados, pues conlleva obtener una serie de documentos. Si necesitas algo, normalmente tendrás que conseguir un documento a través de un trámite distinto. Y es posible que te encuentres con la sorpresa que también tengas que iniciar un trámite adicional para obtener otro documento.

Para evitar un ciclo interminable de trámites, con la pérdida de tiempo que esto implica, lo recomendable es contar con la asesoría de especialistas. De esta forma, lograrás realizar únicamente los trámites indispensables en el menor tiempo posible. Pero, ¿qué tipo de especialista necesitas contactar? Pues bien, como la mayoría de los trámites burocráticos se basan en la normativa legal vigente, lo ideal es que te asesores con abogados expertos en Francia.

Un tercer inconveniente de trabajar en Francia siendo español es la forma en que funciona la Seguridad Social. Habitualmente las empresas deben contratar a sus trabajadores un seguro privado, conocido como Mutuelle. La mayoría de los gastos médicos son reembolsados a los trabajadores por las Mutuelle. Sin embargo, para que esto sea posible hay que estar inscrito en la Seguridad Social francesa. Dicha inscripción está a cargo de cada trabajador. Como mencionamos anteriormente, Francia se caracteriza por su amor a la burocracia. Por eso, para muchos españoles será un proceso realmente complicado y tedioso inscribirse en la Seguridad Social francesa. En este caso, también es recomendable contar con la asesoría de expertos en el tema, con la finalidad de agilizar el proceso.

En vista de lo anterior, es posible que te preguntes si se puede obtener asesoría legal de abogados franceses, mientras aún vives en España. Esto sería ideal, pues obtendrías de primera mano la asesoría adecuada para trabajar en Francia sin ningún contratiempo. Pues bien, afortunadamente existe el despacho Abogados Ledesma. Sus servicios incluyen la defensa de los derechos de un trabajador en Francia, diseñados para garantizar que su situación legal le permita desempeñarse profesionalmente en ese país.

Abogados Ledesma cuenta con una larga experiencia profesional en Francia. Por eso, están cualificados para encargarse de todos los trámites jurídicos y administrativos de los españoles que deseen residir en territorio francés. Inclusive asesoran en temas de la vida cotidiana, garantizando la seguridad legal de sus clientes. Al mismo tiempo, sus servicios permiten la correcta comunicación con las administraciones francesas. Sin duda, es una opción muy atrayente para que tengas éxito en el mercado laboral de Francia.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.