Fiscal de la AN solicita al TJUE que las empresas aseguren igualdad de dietas por desplazamientos para mujeres y hombres

La noticia sobre la petición del fiscal de la Audiencia Nacional al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para que se declare contrario al derecho de la UE la existencia de convenios en las empresas que permitan pagar a los colectivos profesionales con mayoría de personas de un sexo, menor cantidad por dietas de desplazamiento, es un tema de gran relevancia en cuanto a la igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres en el ámbito laboral.

Es importante destacar que la igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres es un principio fundamental consagrado en la legislación europea y en los tratados internacionales. La Directiva 2006/54/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de julio de 2006, relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación, establece claramente la prohibición de discriminación por razón de sexo en el ámbito laboral.

En este caso, el fiscal ha concluido que los convenios colectivos existentes en la empresa Air Nostrum, que reconocen menores dietas por desplazamiento al colectivo de tripulantes de cabina de pasajeros (TCPs) que al colectivo de pilotos, constituyen una discriminación indirecta por razón de sexo.

La discriminación indirecta se produce cuando una disposición, criterio o práctica aparentemente neutra, pone a personas de un sexo en desventaja con respecto a personas del otro sexo. En este caso, el hecho de que un 94% de los TCPs sean mujeres y solo un 6% sean hombres, mientras que un 93,71% de los pilotos sean hombres y solo un 6,29% sean mujeres, evidencia una clara desigualdad en el trato y en las condiciones laborales entre ambos colectivos.

Es relevante destacar que esta discriminación indirecta se produce a pesar de que los convenios colectivos han sido negociados entre el empleador y sindicatos distintos. No se puede permitir que la negociación colectiva sea utilizada como una excusa para perpetuar la discriminación y la desigualdad en el ámbito laboral.

El fiscal ha solicitado al TJUE que se declare contrario al derecho de la UE este tipo de convenios colectivos, en aras de garantizar la efectiva igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. Es fundamental que los tribunales europeos se pronuncien en este sentido y establezcan un precedente que impida que se sigan perpetuando situaciones de discriminación en el ámbito laboral.

En conclusión, la petición del fiscal de la Audiencia Nacional al TJUE para que se declare contrario al derecho de la UE la existencia de convenios en las empresas que permitan pagar a los colectivos profesionales con mayoría de personas de un sexo, menor cantidad por dietas de desplazamiento, es un paso necesario para garantizar la igualdad de oportunidades y trato entre hombres y mujeres en el ámbito laboral. Es importante que los tribunales europeos se pronuncien en contra de este tipo de discriminación y establezcan un precedente que promueva la igualdad y la justicia en el ámbito laboral.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.