El FC Barcelona llevará la sanción de 23 millones de la AN por pagos a agentes al Tribunal Supremo

El recurso presentado por el FC Barcelona al Tribunal Supremo para impugnar la sentencia de la Audiencia Nacional, que le impone el pago de casi 23 millones de euros por el IRPF de los años 2012 a 2015, es una muestra más de la constante lucha de los clubes de fútbol por eludir sus responsabilidades fiscales.

Es sorprendente que el club alegue que la Audiencia Nacional no ha tenido en cuenta la jurisprudencia más reciente del Tribunal Supremo en este asunto. Sin embargo, lo que realmente sorprende es la actitud del FC Barcelona de intentar beneficiarse de sentencias recientes por la misma problemática, cuando debería asumir su responsabilidad fiscal de manera íntegra, sin buscar resquicios legales para evadir el pago correspondiente.

Además, resulta paradójico que el club señale el divergente criterio de la Audiencia Nacional en relación con otra sección que estimó un recurso del FC Barcelona en un tema idéntico. Esto solo demuestra la falta de coherencia en las decisiones judiciales y la falta de claridad en la interpretación de la ley.

El FC Barcelona afirma que la sentencia de la Audiencia Nacional no conlleva, por el momento, ninguna obligación de pago para el club, ya que tienen la cantidad provisionada en sus cuentas anuales. Sin embargo, esto no exime al club de cumplir con sus obligaciones fiscales y de asumir las consecuencias de sus actuaciones.

La cuestión de fondo en este caso es la naturaleza de los servicios prestados por los agentes de los jugadores. La Administración sostiene que las retribuciones abonadas por el club a los agentes son rendimientos de trabajo sujetos a retención, mientras que el FC Barcelona argumenta que corresponden a la retribución acordada por los servicios prestados a la entidad deportiva.

Es fundamental recordar que los clubes de fútbol son entidades que generan ingresos millonarios gracias a los jugadores y a los aficionados. Por lo tanto, es inaceptable que intenten eludir sus responsabilidades fiscales y que busquen beneficiarse de lagunas legales para no cumplir con sus obligaciones tributarias.

En conclusión, el recurso presentado por el FC Barcelona al Tribunal Supremo para impugnar la sentencia de la Audiencia Nacional es una muestra más de la falta de transparencia y ética en la gestión de los clubes de fútbol en materia fiscal. Es necesario que se aplique la ley de manera rigurosa y que los clubes asuman sus responsabilidades tributarias sin buscar constantemente resquicios legales para evadir el pago correspondiente. Solo así se podrá garantizar la equidad y la justicia en el ámbito deportivo.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.