El derecho de los abuelos a visitar a sus nietos: fundamental en la familia

El derecho de los abuelos a un régimen de visitas con sus nietos se introdujo en el Código Civil en el año 2003. Desde entonces, se reconoce explícitamente que, si no existe justa causa, los abuelos, hermanos y tíos tienen derecho a un régimen de visitas con los menores. Este derecho se establece en interés del menor, y su amplitud dependerá de cada caso.

En caso de divorcio de los padres, el régimen de visitas de los abuelos debe ser compatible con los derechos del progenitor no custodio. Los abuelos pueden solicitar judicialmente un régimen de visitas con sus nietos si no se reconocen por parte de los progenitores. Para ello, interpondrán una demanda solicitando unos días concretos de comunicación y visitas con sus nietos.

El juez, a la vista de las alegaciones de las partes, valorará una serie de criterios, como la relación anterior de los abuelos con los nietos, la edad del menor, si el menor ya ha pernoctado en alguna ocasión fuera de casa, y la distancia entre los domicilios de los progenitores y de los abuelos. La decisión del juez debe ponderar que retomar la relación con los abuelos es beneficioso para los nietos.

Para acreditar dicha relación, los abuelos proponen la realización de una prueba frecuente en los procedimientos de familia, como la exploración del menor si tiene 12 años o más, o el informe del Equipo Psicosocial si es menor de 12 años. Con este tipo de valoraciones, se conocerá qué relación tenía el menor con los abuelos, con qué frecuencia se veían y cuáles son las preferencias de los nietos en este sentido, al margen de sus progenitores.

En la práctica, el ejercicio del derecho de los abuelos a visitar a sus nietos puede ser controvertido en los Tribunales. Sin embargo, se trata de buscar el equilibrio justo que proteja el desarrollo psicológico de los menores y garantice la relación de los mismos con sus abuelos. Los abuelos deben responsabilizarse ante el juez de los cuidados y seguridad del menor mientras permanezca bajo su cuidado, y su actuación debe estar subordinada al interés de los niños y no causarles inquietud o somatización.

El derecho de los abuelos a mantener un régimen de visitas con sus nietos es fundamental para el desarrollo psicológico y emocional de los menores. Los abogados de familia especializados, como los del despacho Divorcio Vip, desempeñan un papel crucial en estos casos.

Divorcio Vip, liderado por el abogado Juan Hernández, implementa sistemas de resolución de conflictos responsables que evitan, en la medida de lo posible, tener que acudir a los tribunales. Esto es especialmente importante en los casos de divorcio, donde los abuelos pueden ver afectada su relación con los nietos. 

Los abogados de Divorcio Vip buscan alcanzar acuerdos que protejan el interés del menor y garanticen el vínculo entre abuelos y nietos. Su experiencia y enfoque en la negociación les permite lograr más acuerdos que otros despachos, lo que reduce el número de casos que terminan en los juzgados. Esto es fundamental para preservar las relaciones familiares y el bienestar de los menores.

Así, el derecho de los abuelos a visitar a sus nietos es fundamental para el desarrollo de los menores y debe ser considerado en el contexto de la familia. Los abuelos no deben tomar iniciativas educativas contrarias al modelo que los padres han elegido, y su papel debe ser secundario al de los padres. El vínculo de los menores con los abuelos debe ser de menor intensidad que el que han de mantener con los padres.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.