TRIBUNA DEL DERECHO

La custodia compartida en España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El artículo 92.7 del Código Civil español deja claro que no se concederá la custodia alterna cuando uno de los padres esté implicado en un proceso penal con el fin de atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e integridad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos padres. Tampoco se concederá cuando el juez considere que hay pruebas fehacientes de violencia doméstica.

La decisión del Tribunal Supremo del 4 de abril de 2018 también deja muy claro que no habrá alternación de custodia si se presenta una simple denuncia en la comisaría de policía.

Las relaciones psicosociales

Cuando no es posible una separación amistosa, no hay más remedio que solicitar un divorcio contencioso, un proceso más complejo y costoso que una separación de mutuo acuerdo.

En estos procedimientos, cuando se trata de la custodia de los niños, se suele solicitar al tribunal un informe del equipo psicosocial adjunto al tribunal.

Este informe, si es favorable, ordena en la mayoría de los casos que se conceda la custodia alternativa, y si no es favorable, la custodia alternativa es difícil de conceder por el juez.

Hay que tener en cuenta que estos profesionales son independientes y no escriben informes «a medida» como los que trae una de las partes.

Sin embargo, no podemos afirmar inequívocamente que con el informe ya tenemos la decisión. Tendremos que esperar el progreso del juicio y el resto de las pruebas proporcionadas por las partes.

Las relaciones complicadas entre los padres

Una de las condiciones más importantes para establecer la custodia alternativa en el tribunal es la relación entre los padres. Si los padres mantienen, a pesar del divorcio, una buena armonía entre ellos, que son capaces de hablar razonablemente entre ellos y están de acuerdo por el bien de sus hijos, lo cual es muy importante, eso puede determinar que se conceda la custodia alternativa.

De lo contrario, si los padres no pueden mantener un mínimo de contacto, puede significar que la custodia es monoparental, es decir, que se concede a uno de los dos padres, estableciéndose así un régimen de visitas para el padre que no tiene la custodia.

Menores de edad

Cuando hay una ruptura matrimonial con menores, siempre es más complicado llegar a un acuerdo, pero cuando los menores son demasiado pequeños, es decir, siguen amamantando, las soluciones para obtener una custodia alternativa son muy complicadas.

Los jueces de los tribunales de familia, los tribunales de violencia doméstica y las diputaciones provinciales españolas tienen criterios diferentes a la hora de conceder la custodia alternativa a los niños que todavía están lactando. El Tribunal Supremo aún no se ha pronunciado sobre esta cuestión.

Esto dependerá en gran medida del caso, ya que cada familia es diferente, pero también de la situación personal y profesional de los padres.

La distancia entre los hogares

En general, el hecho de vivir en diferentes ciudades o pueblos significa que no habrá alternancia de custodia.

La proximidad o la distancia de la casa de los padres es muy importante al decidir la custodia alterna.

El solicitante debe tratar de vivir cerca de su ex cónyuge, de lo contrario puede optar por la custodia por parte de un solo progenitor con régimen de visitas los fines de semana cada quince días, a determinadas horas los días laborables y la mitad de las vacaciones de verano, Pascua y Navidad.

No existe una distancia mínima o máxima, ya que ésta dependerá de cada caso, en particular de la edad de los niños y de sus obligaciones en cuanto a horas escolares y extraescolares.

Pensión alimenticia

En algunos procedimientos familiares, una de las partes solicita la custodia alternativa no tanto para estar con los niños durante el mismo tiempo que el otro padre, sino simplemente para evitar el pago de la manutención.

Cabe señalar que no siempre es así, es decir, que la custodia alterna se concede con el pago de la pensión alimenticia por parte de uno de los padres.

El motivo de la imposición de la pensión alimenticia son las necesidades de los menores, que en algunos casos pueden cubrirse totalmente sin necesidad de establecerlo, y en otros es necesario imponer el pago de la pensión alimenticia a uno de los padres.

Sin embargo, será en el momento de la sentencia, con el resultado de las pruebas (salarios, declaraciones de impuestos, préstamos, alquileres, créditos, gastos…), cuando se establezca la necesidad de imponer una pensión alimenticia a una de las partes, o incluso a ambas.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.