Cómo rescindir un contrato de trabajo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Existen diferentes formas válidas de rescindir un contrato de trabajo. Algunas permiten al trabajador acceder a algún tipo de indemnización o beneficio derivado del tiempo que haya trabajado en la empresa. Sin embargo, en otros casos en automático se pierden algunos derechos. En este artículo veremos los pormenores de cada caso.

Formas de rescindir el contrato de trabajo

Empecemos por definir el concepto de «rescindir». Este término hace referencia a dejar sin efecto un contrato u otra obligación legal. Por lo tanto, con referencia al contrato de trabajo se refiere a dar por terminado cualquier relación laboral entre la empresa y el trabajador. 

La forma más común de rescindir un contrato de trabajo es abandonando el puesto de trabajo. También suele ser habitual que el trabajador solicite su baja voluntaria. Existe una diferencia básica entre ambas acciones, pues en el caso del abandono del trabajo la empresa puede proceder con el despido procedente. En ese caso, el trabajador pierde derecho a recibir cualquier tipo de prestación a la que pudiera acceder.

Por otro lado, en el caso que el trabajador presente su baja voluntaria tiene derecho a recibir su finiquito. Esta cantidad corresponde a todos los beneficios no cobrados hasta el momento de la baja, como los días de vacaciones y cualquier paga extra. Sin embargo, no es posible acceder a recibir una indemnización a consecuencia de la rescisión de contrato. La razón principal para que esto sea así es porque el trabajador es el que ha tomado la iniciativa de terminar el contrato de trabajo con la empresa. Se sobreentiende que es él, y no la empresa, quien tiene interés en extinguirlo.

También existe la excedencia voluntaria, que consiste en suspender la relación de trabajo por un tiempo previamente acordado. De esta forma, no se extingue plenamente el contrato, pero sí se pone en estado de pausa por un período de entre 4 meses y cinco años. Al solicitarse, no se recibe ningún tipo de indemnización, pues la empresa no es la que ha iniciado el proceso de excedencia. Además, al finalizar el período acordado, la única forma de extenderlo es si la empresa está de acuerdo en ampliar su vigencia. En caso contrario, no existe ningún recurso legal que pueda interponerse. Cabe destacar que aunque hemos incluido este recurso en este artículo, en realidad no extingue la relación de trabajo.

Rescindir contrato por causas atribuibles a la empresa

Bajo ciertas circunstancias, si la empresa realiza cambios en las condiciones de trabajo, el trabajador puede rescindir el contrato y recibir indemnización y prestaciones. Para que esto sea posible, la empresa debió tomar la decisión sin consultar con el trabajador, por lo que se trató de una decisión unilateral. Sin embargo, para determinar cuáles son las causales admitidas, es necesario revisar lo que dice el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores. Si se ha incurrido en algunos de los puntos considerados en el artículo mencionado, entonces se podrá demandar la rescisión del contrato de trabajo. Cabe destacar que la legislación no indica el tiempo máximo en que puede demandarse la extensión del contrato, pero habitualmente los tribunales consideran que debe ser de un año.

También es posible rescindir el contrato si la empresa cambia el domicilio de empleo y hace necesario que el trabajador cambie de domicilio. Para que esto sea posible, deben cumplirse ciertos requisitos. Por ejemplo, no se puede demandar su extinción si el cambio es por un tiempo breve. 

En cualquier caso, para asegurarse que en ciertas circunstancias se puede rescindir el contrato de trabajo, es mejor tener la asesoría de los abogados expertos. Así, se evita cualquier problema posterior.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.