¿Cómo ahorrar energéticamente en una comunidad de vecinos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Es común que las comunidades de vecinos incurran en cuotas y sus miembros paguen mensualmente sin prestar atención a los detalles. Sin embargo, cuando estos costos aumentan, el presupuesto se desequilibra y los costos aumentan inevitablemente.

Elementos como la iluminación, el mantenimiento general y la remodelación de viviendas son nuestro trabajo diario en cualquier edificio.

¿Sabías que una forma de disminuir gastos es a través de la factura de la luz? Aprenda cómo promover el ahorro de energía en su comunidad con estas recomendaciones.

¿Cuánta electricidad consumen las propiedades vecinas?

En las comunidades, el consumo eléctrico es generalmente elevado y varía según el tamaño de la zona común, la infraestructura y sus elementos, y la electricidad contratada.

¿Cuáles son los costos fijos de la electricidad en un vecindario? Iluminación en zonas comunes, consumo de ascensores, puertas mecánicas en garajes y sistemas de riego o de emergencia son algunas de las necesidades energéticas de los inmuebles colindantes.

Estos elementos determinan el poder contractual del edificio. Por eso es importante comprender los kilovatios reales que se necesitan cuando se habla de ahorro de energía en su comunidad de vecinos.

Las pequeñas y medianas comunidades de vecinos requieren menos de 10kW de potencia contratada. Si hay ascensor, la potencia debe estar entre 10kW y 15kW, y si hay ascensor, puerta de garaje, motor de riego u otro elemento, la potencia debe ser superior a 15kW.

¿Cómo pueden las comunidades de vecinos ahorrar electricidad?

Rebajar la factura de la luz en una comunidad empieza con la ayuda de expertos que analizan el consumo de energía.

Estos análisis eléctricos son una forma sencilla y precisa de determinar si el coste de la electricidad generada en la propiedad se puede reducir ajustando, corrigiendo o eliminando puntos de supuesto exceso o consumo innecesario.

Una vez conocido el consumo eléctrico del edificio, hay que verificar que la electricidad contratada con la comercializadora es la idónea. Esta tarea puede ser realizada por el administrador de la finca en conjunto con el presidente de la comunidad.

La potencia es uno de los gastos fijos principales en el recibo energético porque se paga mensualmente y es independiente del consumo realizado.

Cabe señalar que esta revisión es una de las formas más efectivas de ahorrar energía eléctrica, ahorrando entre un 20% y un 40% anual.

El error que cometen muchas comunidades de vecinos es que estipulan más energía de la necesaria para evitar que se dispare el interruptor de control de energía (ICP).

Es esencial destacar que la electricidad de contrato no debe modificarse a menos que el estudio se realice en el edificio por un electricista autorizado. De lo contrario, existe el riesgo de subpotencia y saltos diferenciales. Recuerda, para retornar estos cambios, tienes que esperar 12 meses.

Otra medida que puede ahorrar energía a las comunidades de vecinos es revisar las tarificaciones energéticas contratadas. 

Las tarifas indexadas proporcionan energía a precios de mercado, es decir, pagas la electricidad al mismo precio que la compró la empresa. A su vez,  se debe pagar una tarifa de administración mensual.

Es importante recordar que para elegir la mejor tarifa de luz de la mejor manera posible, debes tener en cuenta las características de tu comunidad, con la opción de cambiar de comercializador si las tarifas eléctricas vigentes son inconvenientes.

Sugerencias efectivas de ahorro en la comunidad

Una vez que se hace la investigación de electricidad, se revisan las tarifas eléctricas de contrato y minoristas, hay otras medidas adicionales para promover el ahorro en las comunidades vecinas que también son muy efectivas. 

Aprovecha la regla del 85%

Son muchos los comercializadores que atribuyen márgenes de rentabilidad a los costes de potencia sin aplicar adecuadamente la regla del 85%. ¿De qué se trata esta regla? La ley establece que con tarifas eléctricas de 3.0 A en adelante, solo se debe cobrar el 85% de la electricidad contratada en caso de que no se utilice la electricidad total en algún período.

Dado que no todos los comercializadores se adhieren a él, es recomendable revisar el máximo al final de cada mes. Es un aparato de medida que se instala junto a un contador eléctrico en una instalación eléctrica de potencia superior a 15 kW a tarifa de acceso de 3,0 A en un abastecimiento eléctrico de baja o alta tensión.

Bombillas de bajo consumo

¿Sabías que las luces LED consumen un 85 % menos de electricidad que las bombillas incandescentes tradicionales? Actualmente, existen muchos modelos de luces LED en el mercado, y aunque son más caras, el ahorro se verá reflejado en el recibo de la luz de tu comunidad.

Sensores de movimiento instalados en áreas públicas

Otra medida eficaz para el ahorro eléctrico en la comunidad de vecinos es la instalación de sensores de movimiento en zonas comunes y ascensores. Estos sistemas solo se activan cuando se detecta la presencia de una persona, evitando iluminar espacios no utilizados.

Ahorra energéticamente gracias a la energía solar

Si tu comunidad tiene una o más azoteas, puedes instalar paneles solares en áreas comunes y cargar vehículos eléctricos.

Esto reducirá las futuras facturas de electricidad y convertirá el exceso de energía generada en ganancias con un retorno inicial de la inversión de 7 a 11 años, en función de la instalación.

Optimice las áreas públicas con jardín

El desarrollo de grandes comunidades de propietarios ha creado grandes espacios verdes donde las personas pueden pasar tiempo con sus familias, pasear o hacer ejercicio. Sin embargo, requieren un alto consumo de agua. Para reducir el gasto, puede seguir estos parámetros ocasionando un ahorro en el recibo del agua.

  • El rediseño de las zonas ajardinadas es una de las medidas que más impacto tiene en el consumo de agua. Estos tipos de espacios tienen amplias áreas de césped que requieren riego constante, por lo que puede reducir una parte de estos espacios e incluir otros tipos de especies nativas que requieren menos agua. Por otro lado, utilizar arena, piedra, grava o corteza para la decoración es una solución muy viable.
  • El tipo de riego debe ser micro aspersión o riego por goteo, ya que el sistema está específicamente diseñado para aportar la cantidad de agua necesaria a cada planta. Asimismo, elaborar un plan de riego que estudie varios factores como el clima evitará el desperdicio de agua.
  • Otro punto a considerar a la hora de regar es la temperatura. Por lo que es conveniente no hacerlo cuando la temperatura es alta o hay una fuerte racha de viento.

La implementación colectiva frecuente de estas prácticas resultará en ahorros significativos para la comunidad y para el ecosistema.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.