La noticia presentada plantea varios aspectos críticos en relación con la investigación llevada a cabo por la Audiencia Nacional sobre el papel de la plataforma ‘Tsunami Democràtic’ en los disturbios posteriores a la publicación de la sentencia del ‘procés’. En primer lugar, se destaca la solicitud de la defensa de Marta Molina para unificar la representación letrada de las acusaciones populares y particulares, alegando la necesidad de evitar dilaciones indebidas.

Si bien es comprensible que la defensa busque agilizar el proceso y evitar complicaciones innecesarias, esta solicitud plantea interrogantes sobre la imparcialidad y la igualdad de condiciones en el proceso legal. La unificación de las acusaciones bajo una misma representación y dirección letrada podría generar la concentración de poder en manos de una única parte, limitando así la posibilidad de una defensa adecuada por parte de los acusados.

Además, resulta preocupante que todas las acusaciones populares y particulares persigan la calificación jurídica de terrorismo, lo cual puede indicar una predisposición a criminalizar a la plataforma ‘Tsunami Democràtic’ y a las personas involucradas en ella. Esta falta de diversidad de opiniones y enfoques en la acusación puede afectar negativamente el principio de presunción de inocencia y la búsqueda de una justicia imparcial.

Por otro lado, el recurso presentado por Oriol Soler y Oleguer Serra ante la Sala de lo Penal plantea serias preocupaciones sobre la imparcialidad del magistrado instructor, Manuel García Castellón. Los investigados argumentan que la acumulación de procedimientos penales relacionados con el independentismo catalán en el Juzgado Central de Instrucción número 6 compromete la imparcialidad del magistrado. Además, señalan que García Castellón ha interpretado de manera extensiva sus competencias, en contra del criterio de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Estas acusaciones de falta de imparcialidad y de acumulación excesiva de casos relacionados con el independentismo catalán son graves y deben ser tomadas en consideración. La imparcialidad de los jueces es fundamental para garantizar un juicio justo y el respeto a los derechos fundamentales de los acusados.

En conclusión, la noticia plantea preocupaciones legítimas sobre el proceso de investigación llevado a cabo por la Audiencia Nacional en relación con el papel de la plataforma ‘Tsunami Democràtic’. La solicitud de unificar la representación letrada de las acusaciones y las dudas sobre la imparcialidad del magistrado instructor son aspectos críticos que deben ser analizados con detenimiento para garantizar un proceso legal justo y equitativo.