La UPN cuestiona al Gobierno de Navarra sobre su posible vinculación con la supuesta red de corrupción relacionada con la adquisición de mascarillas

El artículo de opinión crítico se titula «La necesidad de esclarecer el ‘caso Koldo’ y la presunta corrupción en la compra de mascarillas en Navarra».

En los últimos días, hemos sido testigos de un escándalo que ha sacudido al Gobierno de Navarra. El ‘caso Koldo’, una presunta trama de corrupción por el cobro de comisiones ilegales en licitaciones para la compra de mascarillas durante la pandemia del Covid-19, está siendo investigado por la Audiencia Nacional. Ante estos hechos gravísimos, es imprescindible que se esclarezca el alcance de este presunto caso de corrupción y se determine si ha existido alguna relación contractual entre el Gobierno de Navarra y esta trama.

El partido regionalista UPN ha planteado la pregunta que todos nos estamos haciendo: ¿ha tenido el Gobierno de Navarra alguna relación con esta trama de corrupción? Es fundamental que se dé respuesta a esta interrogante, ya que está en juego la transparencia y la integridad de las instituciones.

Uno de los detenidos en esta trama, Koldo García, ha sido afiliado del Partido Socialista y cuenta con una estrecha relación con el Partido Socialista de Navarra. Además, ha sido concejal de Huarte y persona de confianza de la dirección del PSN y del secretario de organización y número 3 del PSOE, Santos Cerdán. Estos vínculos plantean serias dudas sobre posibles complicidades y tráfico de influencias.

Es relevante mencionar que García iba como primer suplente en la lista electoral del PSN en las elecciones forales de 2015 encabezada por María Chivite, actual presidenta del Gobierno de Navarra. Además, su esposa, también implicada en la trama, ha sido miembro de la ejecutiva de Chivite. Estos hechos plantean interrogantes sobre la posible connivencia entre el Gobierno de Navarra y esta trama de corrupción.

UPN también ha recordado otro caso relacionado con la compra de mascarillas en Navarra en el que se perdieron más de 2 millones de euros de dinero público. En esta operación, el Gobierno de Chivite puso mil trabas para acceder a la información y aún no ha dado todas las explicaciones necesarias. Además, se ha dado carpetazo a unos presuntos indicios de delito apuntados por personal jurídico del departamento de Economía y Hacienda en dicha operación. Estos hechos generan aún más sospechas sobre posibles irregularidades en la gestión de la compra de mascarillas por parte del Gobierno de Navarra.

Por si fuera poco, el departamento de Salud, dirigido por la consejera socialista Santos Induráin en la pasada legislatura, adquirió más mascarillas a un precio superior y por encima del precio de mercado en ese momento, a pesar de tener las mascarillas de Sodena guardadas en un almacén. Esta actuación plantea serias dudas sobre el manejo de los recursos públicos y la falta de eficiencia en la administración de la crisis sanitaria.

Ante este panorama, es imprescindible que se lleve a cabo una exhaustiva investigación para determinar la responsabilidad de los implicados en esta presunta trama de corrupción y para esclarecer cualquier relación entre el Gobierno de Navarra y estos hechos. La transparencia y la rendición de cuentas son fundamentales para mantener la confianza de los ciudadanos en las instituciones.

Esperamos que las autoridades competentes actúen con diligencia y que, en caso de encontrarse responsabilidades, se apliquen las sanciones correspondientes. La corrupción debe ser erradicada de nuestra sociedad y es responsabilidad de todos velar por la integridad y la transparencia en la gestión pública. Navarra merece un gobierno que actúe con ética y en beneficio de sus ciudadanos.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.