La indemnización por accidente de tráfico

A pesar de que en España se ha reducido significativamente la cantidad de accidentes de tráfico, aún es común que ocurran este tipo de eventos. Lamentablemente, todos estamos propensos a vernos afectados por situaciones de esta magnitud, por lo que debemos estar familiarizados con el procedimiento recomendado en caso de vernos involucrados en uno. Por eso, a continuación veremos cómo solicitar una indemnización por accidente de tráfico para hacer frente a sus secuelas.

Recolección de pruebas

Por irónico que parezca, si no cuentas con los elementos necesarios para comprobar que realmente has sido víctima de un accidente de tráfico es muy probable que no te sea posible realizar ningún tipo de reclamo. De hecho, en el peor de los casos es probable que te señalen a ti como responsable del incidente, con las consecuencias negativas que esto representaría. Por eso, debes anotar todos los datos relevantes, como el modelo de los vehículos implicados, el color, número de placa, datos de los conductores… en fin debes tener un registro de todos los detalles, aunque parezcan irrelevantes.

¿Qué ocurre si la contraparte no está dispuesta a cooperar? No confrontes a ninguno de los conductores, pues esto tendría consecuencias negativas. Lo mejor en esos casos es llamar a la policía y dejar que sean ellos quiénes se encarguen de obtener los datos que necesitas. 

Recuerda que mientras más pruebas de lo ocurrido tengas mayor será la probabilidad de probar tu inocencia y la culpabilidad del responsable. Por eso, toma cualquier fotografía que permita reconocer claramente los hechos. Además, intercambia impresiones con los demás conductores y con los transeúntes que hayan visto lo ocurrido. Sin embargo, al obtener dichas pruebas asegúrate de no hacer nada que viole el principio de privacidad de las personas, sin importar que sean los causantes del accidente.

Pasos legales indispensables

Cuando hablamos de pasos legales no nos referimos exclusivamente a los trámites realizados en los tribunales. En realidad, muchas cosas las debes hacer para poder proceder legalmente. Por ejemplo, a pesar que en el momento del incidente no sientas ninguna afección, debes acudir a un centro médico para que te realicen una valoración. Si decidieras omitir este paso y posteriormente empiezas a sentir molestias derivadas del accidente, no podrás realizar ningún reclamo, pues la normativa vigente estipula claramente que las valoraciones médicas deben realizarse antes que transcurran 72 horas. No hacerlo equivale a renunciar a recibir cualquier tipo de indemnización.

Algo más que debes hacer es notificarle a la aseguradora del accidente. Por ningún motivo omitas este paso, pues si después de una semana no te comunicas con ellos, entonces no podrás realizar ningún tipo de reclamo. Sin embargo, el hecho que notifiques a tu aseguradora no significa que debas usar sus servicios legales. Aunque no es una norma, lo cierto es que muchos abogados que colaboran con las aseguradoras velarán por los intereses de sus clientes, es decir, de las aseguradoras. Esto, por supuesto, podría ser contraproducente para ti, pues podrías recibir como indemnización una cantidad económica menor a la que realmente te corresponde.

Con esta idea en mente se puede entender la importancia de contratar a abogados para accidentes de tráfico externos para garantizar mejores resultados. Muchos despachos cobran sus honorarios en base a la indemnización obtenida; si obtienes una cantidad pequeña, sus honorarios serán bajos. Por el contrario, si obtienes una buena indemnización, sus honorarios serán mayores. Con esta fórmula, ambos ganan, tanto los abogados como sus clientes. Por eso, dedica suficiente tiempo a elegir al abogado que te representará en el proceso legal.

Redacción

Redacción

Nuestro equipo de redacción está compuesto por profesionales expertos en la materia.

Comentemos amistosamente

Apúntate a nuestra Newsletter

Te prometemos que sólo te contactaremos para temas relacionados con nuestro blog.