Es evidente que no se puede responder fácilmente la pregunta ¿cuánto cuesta un divorcio? Esto se debe a la existencia de varios factores implicados. Por lo tanto, a continuación veremos todas las variables implicadas y, a su vez, analizaremos los posibles costes del divorcio.

Aspectos a considerar

En general, romper un contrato de matrimonio no es fácil. Para comprender cuánto puede costar un divorcio, primero se debe pensar si las dos partes están de acuerdo o si será necesario recurrir a un proceso contencioso. Además si hay hijos en común, propiedades u otras cuestiones, el coste será más elevado. De hecho, si los cónyuges no se ponen de acuerdo y, por lo tanto, se recurre a un divorcio contencioso, el proceso será más largo y costoso porque ambas partes necesitarán por lo menos un abogado. Además, se requiere de un procurador.

Entonces, ¿cuánto cuesta un divorcio en España? Dicho en términos relativos, y de forma muy general, los precios del divorcio pueden variar, pero rondan los setecientos euros  y pueden llegar a alcanzar un coste considerablemente mayor. ¿Qué determina dicha variación? Es necesario saber qué tipo de divorcio es ( de mutuo acuerdo o contencioso), además de otros factores importantes a considerar. Todo esto influye para determinar el precio correcto, pero es importante recordar que cuanto más largo sea el proceso, mayor será el coste final. Pero, ¿qué determina la complejidad del proceso? En realidad, esto depende enteramente de los cónyuges y su capacidad de adoptar acuerdos. Así que podemos afirmar que el coste final dependerá de los dos miembros de la pareja.

Ahora bien, en caso que se pueda seguir un proceso de mutuo acuerdo, los gastos de divorcio podrían oscilar entre 400 € y 900 € porque se entiende que la pareja puede arreglar todo pacíficamente. De hecho, el proceso de mutuo acuerdo solo requiere de un abogado, por lo que suele ser más barato divorciarse de esta manera en España. Además, el tiempo requerido también es considerablemente menor, por lo que el abogado deberá dedicar menos tiempo al caso, con la reducción económica de sus honorarios. 

Sin embargo, es importante destacar que después de comprender completamente las características y circunstancias de la pareja, los honorarios del abogado pueden aumentar. Este incremento suele ser de 200 €, como importe máximo. Entonces, tomando en cuenta los factores antes mencionados, generalmente un divorcio de mutuo acuerdo puede alcanzar los 1.000 €, aunque dicha cantidad es relativa.

Finalmente, otra pregunta que nos puede surgir es cuánto cuesta un divorcio si ya estás separado. Al igual que el resto de factores, lo que influye principalmente es el coste de los honorarios del abogado que lleve cada caso. Sin embargo, si existe una separación previa normalmente se puede llegar a un acuerdo entre las partes y hacer que el proceso tenga un coste menor, aunque esto no hace que el procedimiento sea distinto. 

Coste de un divorcio contencioso 

En primer lugar, los trámites de este tipo de divorcio son más costosos porque ambos cónyuges deben estar representados por abogados distintos. Esto, como resultado, duplica el coste de los honorarios. ¿Cuánto cuesta un abogado de divorcio? Las tasas judiciales también son variables, pero oscilan entre los 700 y 1.500 €. Pensemos que ambos cónyuges logran contratar los servicios de un abogado por 700€; entonces, en vista que ambos necesitan la representación de uno, serían 1.400€ por este concepto. A esto hay que sumarle unos 400 € por los servicios del procurador, dando como resultado unos 1.800€. Claro está, dependiendo de la complejidad el coste puede aumentar.

Cuánto cuesta el divorcio exprés

Podría decirse que el divorcio exprés es la modalidad más económica de disolver un matrimonio. Este tipo de divorcio está vigente en España desde el año 2005. Debido a sus características, también se le clasifica como un tipo de divorcio de mutuo acuerdo. Sin embargo, como su nombre lo indica, son procesos realmente breves, e incluso pueden demorar un mes en concluirse. Debido a esto, su precio suele variar entre 100 a 120 €.

Por supuesto, para obtener un presupuesto personalizado, lo mejor es que busques la asesoría de un abogado experto.